Recuerda que como empleador tienes cinco días para dar de alta a tus empleados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pero en muchas ocasiones este trámite no se realiza en el tiempo estipulado y cuando el empleado sufre un percance la empresa enfrenta serias consecuencias.

Los patrones son responsables de los accidentes y de las enfermedades profesionales en el trabajo; están obligados a pagar la indemnización que corresponda, ya sea por incapacidad temporal, permanente o muerte. La Ley del Seguro Social explica que la única forma en que los empleadores quedan relevados de esta responsabilidad es cuando sus empleados se encuentran inscritos en el IMSS.

En un plazo no mayor a cinco días hábiles a partir del inicio de labores los patrones deben registrar a sus trabajadores ante dicho instituto.

Para la calificación de los accidentes el IMSS establece un procedimiento, además de facilitar el otorgamiento de las prestaciones en especie y dinero a que tienen derecho los trabajadores en el Seguro de riesgo de trabajo.

No se considera riesgo de trabajo las siguientes situaciones:
•Si al ocurrir el accidente el trabajador se encuentra en estado de embriaguez.
•Si al ocurrir el accidente el trabajador se encuentra bajo la acción de algún psicotrópico, narcótico o droga enervante, excepto bajo prescripción médica y lo hubiera comunicado.
•Se ocasione a propósito alguna lesión o incapacidad por sí mismo o de acuerdo con otra persona.
•Si ocurre por riña o intento de suicidio.
•Si ocurre como resultado de delito intencional en el que el trabajador sea responsable.

Se considera riesgo de trabajo los accidentes y enfermedades a que están expuestos los trabajadores en ejercicio o con motivo de su trabajo.

Para poder cubrir las prestaciones del seguro de riesgo de trabajo estas se cubrirán con las cuotas aportadas por el patrón. Dichas cuotas se efectúan con base en una prima de riesgo, que representa la frecuencia o índice de siniestro por enfermedad o accidente que le ocurre al trabajador por el ejercicio o con motivo de su trabajo.

Las clases de la prima son:
Clase I 0.54355
Clase II 1.13065
Clase III 2.59840
Clase IV 4.65325
Clase V 7.58875

Los patrones que coticen en el seguro de riesgo de trabajo y que además hayan completado un periodo anual en su actividad económica (del 1 al 31 de diciembre) tienen la obligación de revisar anualmente su siniestralidad para determinar si continuarán aplicando la misma prima, si disminuirá o si aumentará.

Los patrones que se encuentren en la prima mínima y sus trabajadores no sufrieron accidentes o enfermedades de trabajo durante el año no están obligadas. La determinación de la prima de riesgo se presentará al instituto durante el mes de febrero.

Asimismo, es conveniente señalar que un accidente de trabajo es toda lesión orgánica o perturbación funcional, inmediata o posterior, o la muerte producida repentinamente en ejercicio o con motivo del trabajo, cualquiera que sea el lugar y el tiempo en que dicho trabajo se preste, así como el que se produzca al trasladarse el trabajador directamente de su domicilio al lugar de trabajo o viceversa.

Una enfermedad de trabajo es todo estado patológico derivado de la acción continuada de una causa que tenga su origen o motivo en el trabajo o en el medio en que el trabajador se vea obligado a prestar sus servicios.


  CONTÁCTANOS:
 
Contacto Área Jurídica
Enseguida puede llenar los campos del siguiente formulario para enviar un mensaje directo al área:
Nombre Completo (*)
Dato requerido!
Empresa (*)
Dato requerido!
Correo Electrónico (*)
Dato requerido!
Escriba su mensaje: (*)
Comentarios requeridos!
AntiSPAM (*) AntiSPAM
  Otro código
Invalid Input